Entradas con la etiqueta ‘presente’

Parto del latido

Corazon-al-desnudo

 

Alumbrar el corazón
tenerlo entre las manos,
preguntarle cuándo lo herimos,
cómo siguió latiendo.

Darle las gracias
hacer una reverencia,
mirar en él, nuestra sangre,
sentirnos humildes
servidores de su ímpetu
de su coraje
de su grana inteligencia
de su tambor
que aún
marca nuestra marcha.

A pesar del desgano,
del desmayo de la razón
de los argumentos
que quisieron desterrarlo.

Capaz de reunir nuestros girones,
centro de la caricia
hacedor de vuelos
artesano de besos
alfarero
nigromante
caballo y estero.

Mi corazón, vivo,
encarna mi apetito
el ángel que soy,
la fiera,
ruge
prolonga arterias
como una araña que me teje por dentro.

 

Título del poema: Parto del latido ©
Título del dibujo: Corazón al desnudo (Técnica mixta) ©
@mendezisabela

 

Las horas

Las_horas. Isabela Méndez

Danzo las horas
los segundos que llueven del reloj,
no quiero paraguas
me moja este tiempo
un presente lleno de huellas
de quienes han marchado
de quienes vendrán.

Todo está aquí
las rosas y las espinas
el espejo, la sombra
el cuenco, la matriz
los charcos, los barcos
las anclas, los peces.

Cada latido es un pez
abriéndose espacio en el mundo.

Yo danzo el silencio
palpo la rosa
respeto la espina
río en el espejo
beso la sombra
lleno el cuenco
honro la matriz
salto en los charcos
tallo poemas en las proas de los barcos
y baño con lágrimas sus popas,

levo anclas
o las veo sumergirse,
penetrar lo insondable,

y los peces,
los peces
que sigan abriéndome paso
para bailar el presente.

Título del poema: “Las horas”
Título del dibujo: “La maga” (técnica mixta con papel teñido a mano) ©
@mendezisabela

 

Serie de twitts. 10- Fugaz

Título del dibujo: Fugaz (Acuarela y tinta) ©
Pincelada de Isabela Méndez
@mendezisabela

Procedimiento eficiente para encarar el presente

Para matar la evasión
y afrontar lo que nos pasa,
se sugiere una receta
sencilla de hacer en casa.

Atrape cuatro suspiros
dentro de una damajuana,
y déjelos en reposo
durante una semana.

Transcurridos siete días,
abra usted el botellón
y deje que los suspiros
hablen a su corazón.

No se escude, no batalle
no gruña o muestre los dientes.
Clame, gima o lloriquee
pero acepte su presente.

Cuando el último suspiro
le haya hablado sin reservas,
tómese usted un respiro,
luego relaje las piernas.

Acérquese a una ventana,
acaricie sus facciones,
permítase sonreír
y hacer unas reflexiones.

Notará muy sorprendido
que aunque grande sea el dolor,
casi siempre es preferible
afrontarlo con valor.

Solo así podrá después
sentirse más aliviado,
y al cabo de cierto tiempo
su pena habrá terminado.

Título del poema: Procedimiento eficiente para encarar el presente ©
Título del dibujo: Después de afrontar (Técnica mixta)© ®
Dibujo y poema de Isabela Méndez (Perteneciente al espectáculo “El fardo de Ana Cardo”)

Visita mi Web!
Imagen_web