Áncora mineral

El día está mareado
el sol divaga,
parece que llueve
de la tierra hacia el cielo:
vapores de verano.

Subrepticias plañideras
arrojan girones de llanto
entre ristras de nubes.

Ato un cordel a uno de mis pies
y amarro al otro extremo
una piedra,
esa que me da casa, asilo,
un áncora mineral.

Me asusta sentirme ligera,
creo que me torno globo,
mi vestido se ha hecho pequeño
mi cuerpo se expande…

Si con la piedra
no logro retenerme y me ves flotando,
no podrás rescatarme…
pero sé que me tocarán
tus besos.

Definición de besos: globos en los que volamos hacia el otro.

Isabela Méndez

Título del poema: “Áncora mineral” ©
Título del dibujo: “Mujer en expansión” (Técnica mixta)
@mendezisabela

 

Deja un comentario

Visita mi Web!
Imagen_web