La Pecera

La Pecera

La pecera que me regaló Asunción, mi anciana vecina, con la sirena de cristal que según ella simbolizaba la castidad, el autocontrol y la pureza, se ha llenado de seres menudos. Mi vecina no se percató de que en la pecera venía también un musculoso pirata adosado a una de las palmeras de adorno.
Hoy sirena y pirata se descubrieron. Los gritos de emoción fueron colosales, emergían del agua salpicando el silencio. Al hacer el amor provocaron un torrente de burbujas que inundó la sala.
Asunción pasó por casa y se alarmó al ver aquello. Muy angustiada preguntó a qué se debía. Para no entrar en explicaciones descorazonadoras, le dije que había sido un problema de la lavadora y que se quedara tranquila porque ya había llamado al fontanero.

Cancioncilla burbujeante
Entre burbujas y chapoteos,
se van queriendo dentro del agua,
tiene ventajas al ser sirena
porque no debe ponerse enaguas.

El gran pirata supo explorar
y descubrió que entre las escamas,
la sirenita tiene una isla
que casi siempre se encuentra en llamas.

Para apagarla con maestría,
el buen pirata saca su nave,
y aprovechando bien la pecera,
sofoca el fuego con ritmo suave

Y es que entre el agua, ciertos incendios,
no arrojan ni chispas ni fulgores
sino unas ondas muy calentitas,
que solo apagan grandes amores.

Os dejamos este microrrelato, que forma parte del disco “Cuentos al vuelo”, donde todos los cuentos y canciones son de mí autoria, y la música fue compuesta, interpretada y grabada por Gaddafi Núñez.
El CD está a la venta en la Llibreia Les Punxes, Carrer Rosselló 260, 08037 – Barcelona

Título del cuento: La pecera ©
Título de la canción: Cancioncilla burbujeante ©
El dibujo es un extracto de la ilustración que realicé por encargo de Cayetana Sanz para el cuento inédito: “El pez que tenía frío”, de Irina Mishina.
@mendezisabela

 

12 comentarios para “La Pecera”

Deja un comentario

Visita mi Web!
Visita mi Web!